miércoles, 28 de abril de 2010

El loro más pequeño del mundo


No mide más que un dedo pulgar. Es un ave verde con la cabeza y la tripa amarillas. En los bosques donde habita hay insectos más grandes que él. Así que ha de andarse con ojo si no quiere ser devorado. Es el lorito pigmeo, el loro más pequeño del mundo.

Su nombre científico es Micropsitta pusio. Mide tan solo 8 centímetros y pesa unos escasos 11 gramos. Se alimenta de líquenes, hongos, semillas, frutas y pequeñísimos insectos. Vuela en bandadas de 30 individuos y anida en la cima de los nidos de termitas. Las parejas excava con sus picos y patas la arena hasta hacer un agujero lo suficientemente grande y acogedor como para depositar sus huevos.

El loro más pequeño del mundo vive en lugares muy altos. Hasta los 800 metros de altitud. Su pequeño tamaño, sus movimientos rápidos y su color verde (igual que la vegetación) hacen extremadamente difícil su localización. Aún así, la existencia de estos loros se conoce desde hace tiempo. Definió el género el naturalista francés René Primevère Lesson en 1831. Se conocen seis especies que viven en la isla Papúa Nueva Guinea y en las islas Solomon.

Aún no se ha conseguido filmar ningún ejemplar del loro más pequeño del mundo en estado salvaje. El año pasado un equipo de científicos que estaba explorando los bosques del fondo del cráter de un volcán en Nueva Guinea y grabando un documental para la cadena de televisión británica BBC consiguió filmar a un primo del suyo que confundió con él. Es un centímetro más grande.

El científico que anda a la 'caza' del diminuto loro es el famoso ornitólogo de la Academia de Ciencias de California Jack Dumbacher. Es el mismo que descubrió el pitohui, el único pájaro venenoso que se conoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada